Killall Radio Evoluciona: LLegan los Canales Personales de Podcasts (La letra escrita ha muerto)

Killall Radio sigue evolucionando y se embarca en una nueva aventura, los canales personales de Podcasts dentro de la propia Radio.

logo

La idea es que cada colaborador de Killall Radio tenga su propio canal personal de Podcast en donde pueda desarrollar libremente cualquier tema que le interese.

De esta manera se crea mucho más contenido y se llega a más gente. Pensamos que estos podcasts personales tendrán más difusión dentro del propio canal de Killall Radio que publicarlos de manera individual cada colaborador en su propio blog.

Cada colaborador que guste de participar podrá poner un nombre a su propio canal dentro de Killall Radio, el mío en concreto se llamará Tarama Podcast, el canal donde iré subiendo todos aquellos podcast personales que realice.

Todo esto y mucho más se explica en el audio. Enlace directo a ivoox.

http://www.ivoox.com/killall-radio-tarama-podcast-1-la-letra_md_4693825_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Anuncios

8 comentarios en “Killall Radio Evoluciona: LLegan los Canales Personales de Podcasts (La letra escrita ha muerto)

  1. Creo que es de agradecer una iniciativa como ésta.

    Sólo me asalta una duda: ¿dónde termina la denuncia social, los apuntes rigurosos críticos con una cultura, o el compromiso con unos principios personales que no se pliegan al orden establecido cuando éste es el sólo el orden de los que ya sabemos en detrimento de la libertad de una inmensa mayoría; y dónde empieza el panfletarismo o, si se prefiere, la soflama irrespetuosa hacia el que no piensa, reza o hace el amor como yo?

    Es decir, dónde se sobrepasa esa frontera que nos lleva a la comparación partidista, el desprecio hacia una religión, hacia una opción política, o religiosa, sexual o, si me apuran hasta el absurdo, dietética (los veganos no lo vemos tan absurdo, por cierto…)

    Porque a mí me preocupa que pueda ser algo limitada esta propuesta si en un momento dado me impide opinar sobre lo que me parece, por ejemplo, la ablación, o el trato discriminatorio e incluso criminal de algunos países hacia los homosexuales, o sobre una quita de Hacienda a un partido político o a un club de fútbol, o el fraude fiscal de un futbolista al que deportivamente admiro, o las violentas manifestaciones de los fanáticos de turno, ya sean forofos de un equipo, fundamentalistas de cualquier religión o radicales de una ideología política.

    Personalmente, me es difícil comentar, como tú mismo muy acertadamente has hecho a vuelapluma en una reciente entrada de tu blog, lo que me parecen las compañías telefónicas, sin a la vez ir un poco más allá y hablar de los responsables institucionales que permiten ese trato para con los consumidores, que a la vez somos ciudadanos. Ya sé que ese comentario tuyo era un apunte para subrayar tu queja sobre el presunto uso de tu imagen, y no merecía más extensión. Pero si uno grabase un podcast personal en el que hablara, por ejemplo, de lo que le parece la estafa “legal” del defícit de tarifa con el que nos llevan robando en España las compañías eléctricas, es muy difícil quedarse en la superficie sin hablar de la relación actual de dos ex-presidentes de distinto color político con cierta compañía puntera de las energéticas que lleva defraudando muchos lustros a los habitantes de esta piel de toro. Creo que me he explicado.

    Ya, ya, ya lo sé… que se pueden tratar muchos temas sin caer en el efecto denuncia a lo “Carne cruda”, que por otra parte tanto admiramos… Por supuesto. Pero me temo que se perdería por el camino mucho espíritu crítico desde la ética personal, y mucho rigor, además, claudicando en aras de la imparcialidad mal entendida al omitir ciertos temas, perdiendo el propio compromiso intelectual hacia uno mismo y hacia los oyentes que puedan sentir ofendida su inteligencia por un tratamiento almibarado de ciertos asuntos que a todos nos interesan, ya que muchos no sabemos a ciencia cierta si seremos las próximas víctimas de un desahucio o, simplemente, de una componenda entre el Microsoft de turno y el gobierno autonómico de marras, o, para ponernos más trágicos, de las fatales consecuencias que nos traerá el Tratado de Libre Comercio que llevan ya un año pergeñando dese ambos lados del Atlántico para someternos a la dictadura sin paliativos de las multinaciones a una escala similar a la que están padeciendo algunos de países cuna de nuestros compañeros latinoamericanos desde ya más hace más de un siglo.

    Ya digo, me preocupan esas tres condiciones que se han pedido. Sé que están pensadas con la mejor de las intenciones y con un sentido práctico incuestionable, y además no estoy del todo convencido de que yo las haya interpretado bien, pues mis actuales circunstancias personales son algo deprimentes y tiendo a verlo todo con un color más gris que el que realmente pueda rodearme.

    Aún así, éste de los límites que pueden llegar a convertirse en nuestra “particular ley automordaza”, me parece un tema suficientemente interesante para el debate.

    Me gusta

    • @puntojusto

      Pedazo comentario, como siempre.

      Bueno, veamos, tu bien sabes que en Killall Radio somos 4 amigos y el gato, tu bien sabes lo que pasa en este país cuando se expresa una opinión política, religiosa o incluso deportiva.

      Bien lo estamos viendo estos días con la persecución al concejal Zapata por unos chistes de hace 4 años. En este país tuvimos una transición hecha a medida para que no se rindieran cuentas de los crímenes cometidos durante la dictadura franquista y aún no se ha superado esa fatídica época y todo lo que supuso. Seguimos la eterna guerra derecha izquierda.

      Entonces, he considerado que como somos algo minúsculo, no somos Carne Cruda ni tenemos su poder, no veo necesario entrar a todas esas batallas o similares. Si se me ha perseguido y insultado por la red por 4 artículos Linux imagina lo que podría pasar si me metiera en los temas y denuncias que hace Carne Cruda. Yo no podría aguantar eso, soy apenas nada.

      Killall Radio nació como algo enfocado a Linux y a la cultura Geek, al humor, a la gente corriente, gente de la calle, y creo que ese enfoque es el más acertado pues es el enfoque que esperan nuestros limitados oyentes.

      Meternos en esos otros temas que mencionas nos sobrepasaría, siendo sinceros es así, y yo no estoy por la labor ni de aguantar ni de luchar contra extremistas de ningún lado.

      Cualquiera que quiera ir más allá siempre puede abrirse una cuenta en ivoox y subir sus propios audios. Nuestro objetivo es divertirnos y pasarlo bién, esperando que nuestros oyentes también lo hagan. Demasiada podredumbre hay ya en el mundo real como para llevarlo también a la radio.

      Espero lo entiendas 😉

      Un saludo

      Le gusta a 1 persona

      • Aclarado y entendido. Agradezco tu explicación y, además, veo la misma muy coherente con los principios que movían tu blog e incluso Killall Radio.

        Es importante saber a qué atenerse para que a uno no le devuelvan un mp3 por improcedente. De esta forma, una vez fijadas las reglas, nadie puede quejarse de haber sido víctima de una censura. De hecho lo has dejado claro en tu audio. Pero, como ya he dejado caer antes, las fronteras de lo que uno entiendo por política, religión, cultura u otras circunstancias y opciones es muy difusa. Tu respuesta me lo ha aclarado como yo quería.

        De hecho, y en ese sentido, al menos para mí, aparte de tu concisión y claridad, hay suficientes matices implícitos en ella que son los que realmente me interesan. Lo digo porque la explicación en sí misma quizás no la necesitaba (o quizás sí, no sé realmente…) al menos a priori a tenor de lo que voy conociéndote. Pero, como empecé diciendo, igualmente la agradezco, al igual que todas las tuyas, porque siempre me han sido de mayor o menor, dado que tú nunca puedes saber exactamente lo que de más o menos pueda necesitar cada uno de nosotros al visitar tus blogs, y eres de los que consigue que todos lo entiendan, ya sea una revisión, un tutorial o un comentario con más o menos alcance.

        Una vez dicho esto por mi parte, veo que, sobre todo, subyace implícita en tu respuesta una prioridad de “muy buen rollo” entre los cuatro gatos que comentas. Y esa acotación SÍ definitiva que era la premisa que necesitaba para enfocar mis límites, que nadie mejor que yo conoce. insisto, sólo necesitaba eso y la asertividad con la que has respondido, respetuoso pero sin cabida a las concesiones, para asegurarme de que ese espacio que generosamente Sergio y tú ponéis a nuestra disposición no es para mí. Únicamente era eso. Como tú muy oportunamente indicas, quien quiera ser reivindicativo, que se lo monte por su cuenta, y todos tan amigos continuando con el enriquecimiento mutuo, que es, entre otras cosas, uno de los objetivos que se contemplan, si no he entendido mal.

        Puedo no estar de acuerdo, pero debo respetarlo, porque es una decisión muy acorde con lo que veo como una prioridad tan razonable como otra cualquiera, y como ya mencioné en mi primer comentario, muy práctica en la línea que has señalado.

        Nada, lo he intentado, por aquello de si sonaba la flauta. Pero no puedo engañarme a mí mismo: a pesar de que me considero una persona dialogante, que gusta de escuchar porque es más cómodo para mí antes que hablar; a pesar de que busco o espero algunas veces ser persuadido porque es una de las muchas maneras de aprender; a pesar de que presumo de anteponer la felicidad a “tener la razón” porque me mantiene mentalmente más joven, a pesar de… bueno, a pesar de todo eso y algo más que tiene que ver con los principios que mamé de mi abuela andaluza, debo reconocer, como el escorpión hizo en medio del río con la rana mientras ambos se ahogaban, que mi condición no va a cambiar, que es imposible que hable de un tema, sea el que sea, por muy amables, educadas y conciliadoras que sean mis formas, sin que el fondo sea casi siempre molesto para algunos. Para mí es muy difícil hacer esas concesiones, y mira que lo he intentado durante cincuenta y un años. Pero no, no. Pasar de soslayo por algunas de las causas, consideraciones y consecuencias que hasta el asunto aparentemente más inocente exige de las consideraciones que un espíritu con pretensiones críticas necesita hacer me es casi imposible por el momento.

        Bueno… también, como siempre, te doy las gracias por tu rápida respuesta, Yoyo. Y, eso sí, me queda el consuelo, de poder disfrutar como oyente de los podcast personales de los compañeros, al igual que he hecho hasta ahora, con la decena de intervenciones personales y comunitarias de Killall Radio. Por no hablar de la música que aquí escuchamos. Siempre recuerdo con cariño el día que le dedicaste a los 60 y 70 pensando en lomos plateados como los de un servidor.

        Un saludo.

        Me gusta

      • Muchas gracias, puntojusto, por tu respuesta, siempre cordial y educada, como te caracteriza.

        No veo necesario, en este comentario, añadir más cosas o ahondar en el tema, simplemente decirte que ante todo respeto y respetamos tu decisión y por supuesto, siempre eres bien recibido, ya sea como escucha o como participante en cualquier tema que sea de tu agrado.

        Pero no obstante, como creía que este tema necesitaba una respuesta aún más larga y detallada, estoy subiendo un nuevo podcast en donde si trato el tema con una mayor perspectiva. Este podcasts se subirá en unos minutos y aconsejo enteramente su escucha para saber en todo momento cual es la radio que queremos hacer, una radio de entretenimiento 🙂

        Un saludo

        Me gusta

  2. Creo que con “radio de entretenimiento”, si a alguien aún no le había quedado claro, ya está todo dicho. Y además, a poco que uno lo piense, la verdad es que los precedentes abalan ese digno objetivo.

    De todas formas, como siempre, accederé a dicho audio, pues, entre otras cosas, te podrán achacar cualquier defecto, no sé… allá cada uno con sus percepciones, pero no recuerdo que alguna de esas opiniones tenga que ver con ser poco o nada entretenido. Si no fuera así, si fueras de los anodinos que me han dejado y me siguen dejando indiferente, nunca hubiera seguido por estos lares tras recalar por aquí.

    Puedo soportar mal que bien algunas condiciones pero entre ellas no se encuentra precisamente el aburrimiento.

    Y gracias, de paso, por tu comprensión.

    Me gusta

    • Fe de erratas.

      Me corrijo a mí mismo por el lapsus “teclae” que ha traicionado mis deseos al sustituir el verbo “avalar” por su homófono “abalar” mientras escribía.

      Obviamente, el contexto no admite dudas sobre una posible ambigüedad. El error es manifiesto.

      Pero por si acaso a alguien le pica la curiosidad, “abalar”, equivalente ya en desuso de “aballar”, y en tanto que significante de abatir, sacudir o zarandear, tendría , curiosamente, como se puede entender a las claras, el paradójico significado casi diametralmente opuesto al de “avalan ese digno objetivo”, que debería haber ido.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s